Masoneria

Masoneria

 

JOSE A. DE HARO. MASONERIA Y COMUNICACIÓN. BARCELONA. 14/02/2014

 

MASONERIA Y COMUNICACIÓN

"The difficulty lies not in the new ideas, but in escaping from the old ones".

Keynes.

Buenos días,

Muy Respetable Gran Maestro de la Gran logia de España, Óscar de Alfonso. Muy Poderoso Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 y último para España, Jesús Soriano. Hermanos todos, en vuestro grado y condición.

Mi nombre para aquellos HH que no me conozcan es José Antonio de Haro, VM en los Valles de Palma de Mallorca. Cuando el Hermano Manuel Torres me llamó para que ofreciera una conferencia sobre Masonería y Comunicación no las tenía todas conmigo, porque actualmente estoy inmerso en este apasionante tema y tal vez podría no tener una visión general, una perspectiva adecuada que ofrezca algunas ideas concretas sobre qué es esto de la comunicación en Masonería. Pero voy a intentarlo al menos, primero como muestra de agradecimiento a la organización del evento por haber pensado en mí, aunque considere que hay otros HH más preparados que yo para tratar este punto (y algunos de ellos están hoy aquí en esta sala).

 

También agradezco que este tema de la Comunicación se vaya a tratar en una jornada, dentro de la cual se han presentado o hablarán sobre puntos valiosos e interesantes en Masonería, gracias a cargo de otros excelentes y queridos HH.

Muchos ya sabéis que soy uno de los responsables de Comunicación de la Gran Logia de España. Sin embargo, no me presento ante vosotros con esta función en el día de hoy, ya que las opiniones y comentarios que pueda desarrollar a continuación son mías y personales y no pueden relacionarse en ningún modo con la institución que me ha confiado esta responsabilidad. No por nada, pero al haber más personas involucradas no puedo hablar en nombre de todos. Y por otra parte, al tratarse de un funcionamiento interno de la Gran Logia de España, prefiero hacer distinciones entre una cosa y otra.

Leer más:MASONERIA Y COMUNICACIÓN

MASONERÍA Y ACCIÓN SOCIAL

Hoy empiezo mi intervención con la definición de la ética expuesta por Paul Ricoeur: "La ética es el deseo de una vida plena con y para los otros en instituciones justas".

Creo que esta concepción ética de la vida está latente en los hombres de buena voluntad y en consecuencia es la de los masones.

Todos nosotros sabemos que la masonería es una institución que funciona con normalidad en la mayoría de los países democráticos y que no tiene ningún afán de protagonismo especial, ni ninguna incidencia especifica. Los Masones, sea cual sea la invocación de nuestros trabajos, la hacemos para el Progreso de la Humanidad. Esa es nuestra razón de ser.

El propósito de la masonería es contribuir a la mejora material y moral del individuo y por tanto, de la sociedad. La Masonería es la culminación de una larga gestación de ideas humanistas que buscan soluciones racionales de buen gobierno con el fin de superar los conflictos religiosos, civiles y políticos que se producen en los diversos países. En el origen de nuestra Orden aparece una clara inquietud social: la igualdad de hombres y mujeres, la defensa de los valores y de la democracia.

 

Leer más:MASONERÍA Y ACCIÓN SOCIAL

LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD

Comienzo este trabajo en una heladora mañana de Gorliz, el pueblo natal de mi madre, mi ama, el lugar donde los recuerdos de la infancia y mis primeras lecciones de vida, son más intensas. Tierra de leyendas y de historias sagradas y heréticas. Tierra de hombres y mujeres de bien, con orgullo, que caminan con la cabeza alta. Que, por encima de todo son, pero que saben estar, estando.

Cuando me encomendaron esta ponencia, dentro de unas jornadas sobre masonería y sociedad, me pidieron que aportara mi experiencia como responsable político e institucional y que ofreciese una óptica desde la Política.

Confieso que he dado muchas vueltas a cual podría ser la mejor manera de abordar este asunto. Huyo de esa especie de gusto por compilar largas enumeraciones de masones famosos o poderosos, como dando a entender que nuestra Institución es el hogar del PODER. Huyo también del empeño en retrotraerse hasta los confines del tiempo, hasta las brumas del origen del mundo. Y, por supuesto, reniego del halago propio, de la consideración exagerada de nuestra perfección, de nuestra misión salvadora y de nuestro valor corno portadores de la LUZ que guía al ser humano hasta las moradas de la dicha eterna y la piedad.

 

Leer más:LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD

"Tiempo, lugar y circunstancia
de la acción masónica"

S.G.C.G. Felipe LLanes Menéndez, 33°

La masonería es fuego. Es fuego sobre un horno de atanor que contiene a la humanidad imperfecta, es fuego cuyo comburente es el amor y cuyas llamas irradian intensa luz que ilumina al hombre y producen calor fraternal a la vez que funden las cadenas materiales que atenazan la libertad. Decía el Dr. Luis Simarro Lacabra (1851-1921) que la masonería es "la asociación más sublime que ha conocido la humanidad. No admite más Dios que la Causa Primera que califica con el nombre de "Gran Arquitecto del Universo" (G. A. D. U.) Ciertamente que es un peculiar sistema de moralidad, velado por alegorías e ilustrado por símbolos, que suele definirse usualmente como asociación humana iniciática que mediante símbolos, alegorías y el estudio de las artes y las ciencias procura la perfección personal y colectiva. Una definición más elaborada es: "Herramienta para la transformación y perfección integral del ser humano mediante un método iniciático que utiliza principalmente los símbolos y las alegorías y que se desarrolla en el marco general de una institución" (F. Serrano)

Para estudiar la acción masónica no son suficientes estas definiciones previas que acotan parcelas incompletas del vastísimo universo en el se expande la masonería con el objeto de buscar la verdad divina, básica en todas las religiones superiores que en la masonería concurren en sus diversos miembros, hombres y mujeres que piensan por si mismos libremente, manteniendo, en los temas dependientes de opinión, la suya propia y sus concepciones sobre la posible verdad. Las relación que establecen entre si el conocimiento humano demostrable racionalmente, las creencias personales y "la verdad absoluta" pueden estar muy distanciadas pero tienden a imbricarse progresivamente hasta superponerse en una unidad teosófica que engloba los conocimientos propios de la teología y los de la teodicea. Esta expansión epistemológica es objetivo importante masónico. Entre tanto los miembros de la Fraternidad Masónica Universal nos consideramos hermanos, iguales y libres. Unidos en nuestra creencia común en el G. A. D. U. con filantropía, que es amor a los demás incluyendo a todos los seres vivos y a la misma materia cósmica de la cual somos los masones, como materia y como espíritu, núcleos de cristalización y catalizadores de las reacciones de la búsqueda conducente al hallazgo de la Palabra Perdida, pues no podremos negar que hay una verdad objetiva epistemológicamente y hacia ella pretendemos dirigirnos.

 

Leer más:Tiempo, lugar y circunstancia de la acción masónica

Copyright © 2015. All Rights Reserved.